INVESTIGACIONES

Patrimonio, proyecto y ciudad: casos de transformación sostenible en el centro de Santiago

Regresar

La discusión en torno a la ciudad, su patrimonio y proyectos urbanos, nos permite reflexionar sobre el futuro desarrollo sustentable de nuestras ciudades. La recuperación de centros históricos depende de una buena gestión pública y al mismo tiempo de buenos proyectos urbanos, que logren conservar el patrimonio y a la vez modernizar la infraestructura de la ciudad, el transporte y los espacios públicos. El patrimonio edificado del centro de Santiago no se puede definir como un territorio homogéne, pues a pesar de tener límites bastante establecidos, como el Cerro Santa Lucía, el río Mapocho y la Alameda, se ha desarrollado en el tiempo a partir de piezas de diversas tipologías, estilos y períodos históricos. En efecto, desde la normativa, el centro histórico no aparece como un límite definido a proteger.

Esta investigación busca estudiar, a partir de las piezas más antiguas que se conservan en Santiago, cómo su permanencia y posterior transformación ha permitido cualificar sus entornos, conservar la memoria histórica de la ciudad antigua y al mismo tiempo actualizar y desarrollar sus tipologías. Estas piezas de origen colonial, en su mayoría han cambiado sus usos y programas, lo que ha permitido, a partir de su transformación, permanecer y mutar a partir de las lógicas de evolución de la ciudad. El objetivo de la investigación es, por una parte, registrar los cambios y transformaciones de cuatro casos exitosos de conservación de edificios patrimoniales coloniales: La iglesia y claustro de San Francisco, el Palacio de la Moneda, la Casa Colorada y el Palacio de la Real Aduana, tanto de las piezas arquitectónicas como de su entorno próximo, para comprender cómo la normativa, la modernización urbana y los nuevos usos han aportado a la transformación de la ciudad, entendiendo al patrimonio como una oportunidad de desarrollo urbano sostenible.